musica


lunes, 23 de octubre de 2017

Día del Médico



El 23 de octubre se celebra en México el Día del Médico, la razón para recordar a los médicos en este día tiene su antecedente en un 23 de octubre de 1833 en que fue fundado, en la Ciudad de México, el "Establecimiento de Ciencias Médicas" por el Dr. Valentín Gómez Farías, a la sazón Ministro de Educación, siendo el primer director del establecimiento el Dr. Don Casimiro Liceaga, este fue uno de los seis establecimientos de educación superior que sucedieron a la "Real y Pontificia Universidad de México" de la época virreinal dependiente de la corona Española.

Así pues, cada 23 de octubre los hospitales y las escuelas de medicina del país hacen un  paréntesis en las actividades cotidianas para dedicar sesiones, ceremonias, homenajes, y comidas a los médicos del país.

Quiero por este motivo compartir este día un pequeño escrito sobre el tema.


Expectativas del Paciente Respecto al Médico.

(Conversación entre el Dr. R. Peimbert, Dr. I. Cancino y el escribiente)

Los siguientes son conceptos y reflexiones entresacados de una charla que tuvimos el Maestro Peimbert,  nacho y yo,  por la tarde al término de la consulta cada vez más escasa, en la sala de espera del consultorio que compartimos en las calles de Zacatecas de la añeja colonia Roma, de pronto se me ocurrió preguntarles:

“¿Qué es lo que esperan los pacientes hoy día del médico que los atiende en las instituciones médicas?

Sabiduría.
Que el médico sea sabio,  que sepa lo que esta haciendo, que este actualizado en las mejores técnicas de diagnostico, de la cirugía y tratamientos, no solo los últimos y más modernos sino en los mejores y que los sepa aplicar y los aplique cuando así sea necesario hacerlo.

Pulcritud y Limpieza.
En su persona y en su vestimenta. Esto debe hacerse desde la residencia, se ve en algunos hospitales como los médicos residentes lucen impecables, hasta parece que los escogen. Que esté estrictamente prohibido echar taco en el consultorio. El médico debe reflejar limpieza en todas sus acciones.

Prontitud en la Atención.
Que lo que haga lo haga con una presición matemática, presición en las acciones de diagnostico y presición en el tratamiento, por supuesto la indicación quirúrgica y la cirugía deben ser igualmente precisas. Que la referencia a los servicios sea expedita.

Humanismo.
Que se interese en el paciente como ser humano, hay que recuperar el humanismo que se observaba en el médico formado en la antigua escuela de medicina y en el Hospital General, el humanismo nacido con la ilustración y revolución francesa con los ideales de libertad, igualdad, fraternidad. Esto se perdió con los nuevos programas de estudio anglo-sajones donde los norteamericanos nos vendieron la idea de las especializaciones, ahora el medico sabe mucho de poco y ha perdido la visión integral del ser humano. Al perder la  clínica ahora el médico quiere que el diagnostico se lo de una máquina, o un estudio.

Comunicación.
Que informe al paciente sobre su enfermedad, que aclare sus dudas, que le diga todo sobre su enfermedad sea lo que sea, sin amarillismos, que no actúe como cierto médico que le dice al enfermo: “le tengo dos noticias una buena y una mala… la buena es que ya sabemos lo que tiene, y la mala que lo que tiene es incurable…”. El enfermo viene al médico con la esperanza de curarse ó por lo menos aliviar su sufrimiento.

Calidez.
Si a todo esto el médico le agrega modales finos y buen trato el paciente tendrá la impresión de haber recibido una atención de primerísima calidad. Si el médico agrega interés y calidez estará siendo él mismo más humano y no una máquina ya que la condición de paciente es horrenda mi doctor!, sobre todo cuando el trato es inhumano y hay demora en las acciones médicas.

Colofón
Nomás me quede pensando…  me parecieron razonables estas consideraciones, no parece mucho pedir, en verdad eso mismo es lo que uno querría para sí mismo o para alguno de nuestros seres queridos en caso de estar en tal situación...

Felicidades a mis muy queridos colegas y compañeros por el día del médico!



Francisco Valdés de la Torre 
Memento Audere Semper

México MMXVII

sábado, 14 de octubre de 2017

Cambio de las Eras - Somos Uno




Es tiempo de escuchar lo que el Anciano Maya Cirilo Perez Oxlaj, también conocido como "Lobo Errante, la Voz de la Selva" tiene que decir acerca de estos tiempos que estamos viviendo. Este es el propósito de la película el Cambio de
las Eras.

El anciano Maya Alejandro Cirilo Pérez Oxlaj, más conocido como Lobo Errante, revela en nuevo documental “Cambio de Eras: la verdad sobre la profecía Maya”.

Los mayas hablan del año cero. Algunos investigadores creen que el año cero coincide con el año 2012. Lobo Errante dice que este período de tiempo es visto por los mayas como el cambio de los soles. Es un proceso de transición, en lugar de un día.

El anciano maya trae un mensaje de esperanza, pero advierte de que hay que cambiar. Él nos dice que estamos viviendo en la época en la que los antepasados ​​volverán para señalar una nueva era de armonía global y una nueva etapa en la evolución humana para marcar el comienzo.


“Que cómo serían los Mayas?
Yo no soy ajeno a los Mayas, ¡Yo soy Maya!,
Yo no puedo vivir si que no tengo mi tortillas,
Yo no puedo vivir si no tengo mi tamal,
Yo no puedo vivir si no tengo tanto maíz para comer,
Porque ese es mi cuerpo esa es mi sangre
Como muchos de ustedes conocen mi nombre es
Alejandro Cirilo Pérez Oxlaj, y mi nombre Maya es Wakatel Utiw “Lobo Errante”,
Por azares del destino estoy por acá, y que raro es que un servidor de usted los que me están viendo y me verán en la pantalla, yo no tuve ni un día de escuela, la vida me fue llevando arrastrando en diferentes partes del mundo.

Caminando conocí el amor, el desprecio, el cansancio, el hambre, la sed,  la soledad, todo cuanta cosa se ve en la vida.  

Así es querido pueblo que me ven y me escuchan a través de la pantalla, hagámosla de llevar esta voz al mundo entero: No destruir a nuestra Madre Tierra, contemplamos su belleza, contemplamos su hermosura, que belleza cuando viene el verano … cubierta de rosas, .. cubierta de flores, Que verde, verde tiempo. 
Di, gracias abuelo … danos paz!,  … danos amor!,  … danos inteligencia!

Somos hermanos, … SOMOS UNO!


Ahora es el momento para escuchar lo que el anciano maya Cirilo Pérez Oxlaj, Wakatel Utiw “Lobo Errante” tiene que decir acerca de estos tiempos.

Embajadores de esta película son la unificación, la formación de alianzas, y las redes de trabajo. Estas alianzas y redes pretenden contribuir a la disponibilidad de esta película para el mundo convencional. Usted puede ayudar a difundir este mensaje oportuno al mundo durante este momento crucial y de transición.

Basados en las profecías, nuestros abuelos nos dejaron grabados sus grandes conocimientos; alcanzaron medir el tiempo con un contenido profundo y místico que hace relación con la cuenta larga. Estamos finalizando un ciclo solar, el tiempo marca que ya estamos en trece Baqtun, trece Ajaw. Estamos llegando al año cero, las profecías que nos guían indican que no es el fin del mundo, sino el final de un período de sol que tarda 5.200 años en nuestro Calendario Sagrado Maya y se llama Choltum.

Debemos prepararnos de manera especial con un conocimiento y con nuestro espíritu fuerte, porque vamos entrando en un cambio, una transformación hasta los niveles superiores. Ya llegó el tiempo, los defensores de la Madre Naturaleza son los valores que impulsan la orientación, ese llamado a la humanidad hacia una nueva mentalidad sana, donde se muestran los valores que piensan y aportan para el futuro, mismos que empiezan a florecer.

Practicando cotidianamente los mensajes que envían los profetas mayas que están en las pléyades. Los profetas mayas fueron enviados por el Creador y Formador desde la constelación de estrellas; aquí vivieron cientos de años, aquí dejaron hijos e hijas, nos dejaron la gran cultura y regresaron a la constelación de las estrellas.

Si obedecemos estos mensajes todos llegaremos a un nuevo amanecer, según predicciones de los ancianos guías espirituales, quienes velan por el tiempo y miden el tiempo.



Ya llegó el tiempo de la mujer. Viene predestinado por la abuela Luna, protegido y alimentado por la Madre Tierra; llegó la hora de que la mujer tome el mando y gobierne con sensibilidad, porque la mujer es la madre de la ley,  la mujer es la madre de los jueces que aplican la ley.  La mujer va a gobernar.

Estamos entrando en un cambio, el mundo está evolucionando hacia una nueva era de valores y solamente la mujer podrá detener la contaminación, evitar la explotación contaminante de los recursos naturales, detener la guerra y el uso de productos químicos. Siendo la mujer madre de la humanidad, solamente ella logrará que volvamos a la educación material y espiritual.

En la actualidad, en el mundo se ha perdido la educación, porque viven con una ambición destructora que piensa sólo en el hoy y sólo para pocos. Nunca piensan por la vida del futuro, nunca piensan en la vida de nuestros hermanos animales que viven en la selva ni por aquellos que habitan las profundidades de las aguas. No piensan que están destruyendo la Madre Naturaleza.

Sin embargo, el universo está generando un proceso para que la humanidad despierte, extienda su mirada hacia la galaxia y observar como giramos alrededor del Sol. Solo así comprenderemos la integridad fundamental que existe, y que todo tiene su final.

Nosotros los Mayas estamos controlando el tiempo; estamos en el último Katun del trece Baqtun. El trece Baqtun nos trae grandes acontecimientos, las profecías indican lo que va a suceder en el futuro, tanto para el mundo Maya y para el mundo entero.

El último Katun del trece Ajaw anuncia que los seres que habitamos el planeta tierra, estamos cerca de acontecimientos más tristes. El mundo entero se arrodillará ante la muerte, se humillará; todos pedirán compasión, pero ya habrá pasado el tiempo para reconciliarse, cuando la Madre Naturaleza emitía grandes gemidos. Entonces, todos pedirán la muerte porque la Madre Tierra entra en la oscuridad, los grandes inventos, las tantas maravillas de los científicos servirán para su propia desgracia.

Los hombres lograron romper la zona de cristal (lo que los hombres llaman la capa de ozono). Los rayos del Sol, al cruzar la rotura de la zona de cristal, impactan directamente sobre la tierra y causan grandes incendios, pero después provocarán grandes llamaradas en los depósitos químicos, depósitos de materiales nucleares y de petróleo. Los científicos serán destruidos por sus propios inventos y ni sombra quedará porque medio mundo será quemado.

Ahora nos dicen ignorantes, pero eso no nos quita nada; nuestras profecías nos explican que nosotros fuimos los de ayer, somos los de hoy y seremos los de mañana. Aquí en la tierra de los Mayas o Atlantes, los abuelos que vinieron de la constelación de estrellas nos heredaron cantidad de escrituras ocultas en las cavernas, escrituras que sólo los mayas entienden porque están plasmadas en nuestros propios idiomas y que por hoy las estamos redescubriendo, recuperando para enseñarle a quien se interese por entendernos.


Ya hemos pasado varios soles y somos los mismos; estamos finalizando un período del Quinto Sol y estamos preparados para llegar y recibir el Sexto Sol desde nuestra cultura, porque FUIMOS LOS DE AYER, SOMOS LOS DE HOY Y SEREMOS LOS DE MAÑANA.

CONSEJO NACIONAL DE ANCIANOS MAYAS XINKAS Y GARÍFUNAS DE GUATEMALA.

Para ver la película:  dar click en la liga abajo

Español

Francisco Valdés de la Torre
Memento Audere Semper


México MMXVII

miércoles, 4 de octubre de 2017

Soy Tú





Era un discípulo honesto. Moraba en su corazón el afán de perfeccionamiento. Un anochecer, cuando las chicharras quebraban el silencio de la tarde, acudió a la modesta casita de un yogui y llamó a la puerta.

-¿Quién es? -preguntó el yogui.

-Soy Yo, respetado maestro. He venido para que me proporciones instrucción espiritual.

-No estás lo suficientemente maduro -replicó el yogui sin abrir la puerta-. Retírate un año a una cueva y medita. Medita sin descanso. Luego, regresa y te daré instrucción.



Al principio el discípulo se desanimó, pero era un verdadero buscador, de esos que no ceden en su empeño y rastrean la verdad aun a riesgo de su vida. Así que obedeció al yogui.

Buscó una cueva en la falda de la montaña y durante un año se sumió en meditación profunda. Aprendió a estar consigo mismo; se ejercitó en el Ser.

Sobrevinieron las lluvias del monzón. Por ellas supo el discípulo que había transcurrido un año desde que llegara a la cueva. Abandonó la misma y se puso en marcha hacia la casita del maestro. Llamó a la puerta.

-¿Quién es? -preguntó el yogui.

-Soy tú -repuso el discípulo.

-Si es así -dijo el yogui-, entra. No había lugar en esta casa para dos ‘yoes’.

Anónimo.






Francisco Valdés de la Torre
Memento Audere Semper

México MMXVII
-->

sábado, 15 de julio de 2017

La Montaña






La Montaña

El Maestro ha dicho, cada vez que se lee el texto hay un aprendizaje diferente debido al nivel de consciencia ascendente del alumno.

Así la montaña, cada vez que se sube hay una enseñanza diferente, las primeras veces se va por curiosidad, luego se visita por el placer que se descubre en la contemplación de la naturaleza, luego el montañero la procura por ejercicio físico del cuerpo, luego los más ambiciosos anhelan el reto de alcanzar la cumbre, finalmente el verdadero buscador sabe que en la montaña se da el encuentro con Dios, con el Absoluto que mora en nuestro interior, con nuestro verdadero Yo.

La enseñanza de la montaña permite comprender lo frágil del cuerpo y de la vida humana a la par que nos descubre nuestra vinculación  estrecha con el Todo. En la soledad del arduo ascenso se da este encuentro, el encuentro con uno mismo, con el ser desvalido y lleno de limitaciones que en realidad somos frente al poder inamovible y eterno de la majestuosa montaña.

La montaña nos enseña a ser humildes pero perseverantes, enseña a atreverse al siguiente paso, pero preparados para afrontar los riesgos del sendero.
Llegar a la cumbre significa la conquista de los propios temores y debilidades, físicas y anímicas, se conquista a uno mismo no a la montaña, ella ha estado allí desde la eternidad, su misión es ser maestra, nos revela el verdadero Yo.

Pero el aprendizaje no termina allí, desde la cumbre podemos vernos allá abajo, como nos arrastramos y guerreamos por un pedazo de tierra por un mendrugo de pan, con la pequeñez de hormigas, tanteando el camino como orugas, con miopía.
En la cumbre la visión se amplía, se ensancha el horizonte y la Tierra se une con un cielo claro y estrellado, entonces sabemos que pertenecemos a un vasto Universo, somos uno con el Infinito, con el Absoluto, entonces comprendemos de donde venimos y a dónde hemos de regresar.

Le llamamos Padre, pues somos sus Criaturas, somos uno con Él, Él que lo es Todo, el Todo inconmensurable y magnífico.

Es entonces el momento de dar gracias por todo el bien recibido, ahora un resplandor ilumina la consciencia es luz inextinguible que surge desde el Interior.



Francisco Valdés de la Torre
Memento Audere Semper


México MMXVII